Servidores dedicados en España

Descubra nuestros servidores dedicados disponibles en España

  • Los mejores servidores dedicados en España
  • Prestaciones cada vez más elevadas
  • Numerosas configuraciones para sus proyectos
 Choisissez la meilleure infrastructure pour vos applications métier

Nuestras gamas de servidores dedicados

Nuestras gamas de servidores dedicados especializados

Escalabilidad

Rendimiento

Los servidores dedicados ofrecen prestaciones inigualables y recursos totalmente dedicados a su uso. Nuestro equipo de expertos desarrolla diferentes configuraciones para dar respuesta a las necesidades más exigentes.

Disponibilidad

Nuestra cadena de diseño y logística nos permite ofrecer el alojamiento de servidores dedicados disponibles en España en menos de 120 segundos, alojados en uno de nuestros 30 datacenters repartidos por el mundo. Nuestra red extremadamente segura y resiliente garantiza una fiabilidad máxima para sus aplicaciones.

Icons/concept/scaleUp Created with Sketch.

Escalabilidad

Al elegir nuestros servidores dedicados en su infraestructura, disfrutará de una escalabilidad sin límites. Nuestras soluciones avanzan para acompañar el desarrollo de sus aplicaciones propias, sitios web y otros proyectos, favoreciendo una visión a largo plazo. Para ir un paso más allá, nuestras máquinas pueden interconectarse con otros servicios como Hosted Private Cloud y Public Cloud.

Sostenibilidad

Diseñamos todas nuestras soluciones e infraestructuras para garantizar la sostenibilidad, tanto para usted como para sus usuarios. Innovaciones como el «watercooling» permiten optimizar las capacidades y el rendimiento de nuestros servidores dedicados, así como reducir el impacto ecológico de nuestros datacenters. Adaptamos la última tecnología para adelantarnos a sus necesidades futuras y apoyarle de forma sostenible en sus proyectos.

Ancho de banda y tráfico ilimitado

Todos nuestros servidores dedicados en España disfrutan de un ancho de banda público mínimo de 500 Mb/s, así como de un burst para absorber los picos de tráfico puntuales. El tráfico entrante y saliente es ilimitado y gratuito (excepto en nuestros datacenters ubicados en Asia-Pacífico). De forma opcional, también puede aumentar la capacidad de ancho de banda para una mayor comodidad.

Distribuciones

Para facilitar el uso de nuestros servidores dedicados en España , le ofrecemos numerosas distribuciones con instalación automática, disponibles desde su área de cliente. Estos servidores incluyen los principales sistemas operativos, como Windows Server, Debian, Ubuntu y CentOS. También ofrecen acceso a las interfaces de gestión web Plesk y cPanel, o incluso a Microsoft SQL Server para la gestión de bases de datos. Si quiere disfrutar de la virtualización, las soluciones VMware, CoreOS y Windows Hyper-V se adaptan perfectamente a sus necesidades.

Espacio de backup de 500 GB

Nuestros servidores dedicados disponibles en España incluyen un espacio de almacenamiento gratuito de 500 GB, en el que podrá alojar sus copias de seguridad. Este entorno es totalmente independiente del servidor, garantizando así la integridad de sus datos, información crítica y archivos de configuración. Si lo necesita, puede aumentar la capacidad de almacenamiento de este espacio.

¿Por qué elegir un servidor dedicado disponible en España?

Comprar o alquilar un servidor dedicado disponible en España ofrece diversas ventajas. En OVHcloud podrá disfrutar de las últimas innovaciones en materia de componentes y rendimiento. Alojar su servidor dedicado en datacenters europeos resulta fundamental para optimizar los tiempos de carga de sus aplicaciones y sitios web, reforzando así la confianza y la experiencia de usuario entre sus clientes en España. Los datos también estarán totalmente protegidos, ya que no están sujetos a la Cloud Act estadounidense.

¿Qué funcionalidades ofrecen los servidores dedicados de OVHcloud disponibles en España?

Ponemos a su disposición las funcionalidades más útiles para su actividad, sin coste adicional. Nuestros servidores dedicados se entregan con un ancho de banda ilimitado, un gran número de distribuciones preinstalables y la potente protección anti-DDoS de OVHcloud. Para garantizar la protección de sus datos, dispondrá de un espacio en disco de 500 GB externo al servidor, en el que podrá almacenar sus copias de seguridad y datos críticos.

¿Cómo elegir un datacenter?

Es importante elegir bien el datacenter en el que desea alojar su servidor dedicado. De hecho, cuanto más cerca esté de sus usuarios, menor será la latencia. Esto a su vez se traduce en tiempos de tratamiento y carga más rápidos para un uso muy fluido. Si su empresa opera a nivel internacional, es recomendable disponer de servidores dedicados en las zonas en las que está presente. Por ese motivo OVHcloud cuenta con datacenters repartidos por todo el mundo, permitiendo que ponga en marcha y desarrolle sus proyectos esté donde esté.

Su proveedor de alquiler de servidores dedicados en España

OVHcloud, con presencia internacional en diferentes países de todo el mundo, incluyendo España, ofrece una selección de servidores dedicados que dan respuesta a todas sus necesidades. Tanto si quiere alojar un sitio web o una aplicación como si desea crear una infraestructura, podrá elegir entre una configuración concreta o personalizar su máquina para disfrutar de los recursos que necesita. También puede modificar o añadir procesadores (CPU), memoria RAM y discos duros, seleccionando el datacenter en el que quiere alojar su servidor.

Prestaciones óptimas

Nuestros servidores dedicados en España ofrecen un rendimiento bruto, sin sobrecarga aplicativa. Los recursos están totalmente asignados, a diferencia del alojamiento compartido, en el que se comparten con otros usuarios. Un alojamiento compartido o un servidor privado virtual (VPS) le permitirán alojar un sitio WordPress, una aplicación o incluso una tienda online de tamaño medio. Sin embargo, los servidores dedicados permiten alojar proyectos mucho más complejos. Gracias a nuestras soluciones bare metal, podrá realizar operaciones de big data, ejecutar tareas de cálculo que consuman muchos recursos, gestionar un alojamiento web con mucho tráfico o crear infraestructuras que permitan desplegar máquinas virtuales.