Alojamiento de servidores dedicados en Nueva Zelanda

Una gama de servidores dedicados adaptada a todas las empresas de Nueva Zelanda

Nuestros potentes servidores dedicados están diseñados y montados "in situ" por nuestro equipo de expertos. Nuestros servidores, fabricados con componentes de última generación, pueden personalizarse para adaptarse a las necesidades profesionales más exigentes.

Nuestros servidores dedicados alojados en datacenter de Australia ofrecen una latencia mínima a los usuarios neozelandeses y se entregan en menos de 120 segundos, con aprovisionamiento garantizado en caso necesario. Podrá escalar sus proyectos informáticos con solo un clic.

Aloje sus sitios web críticos, su negocio online y sus aplicaciones en nuestros sitios web privados de máxima seguridad, diseñados para proteger sus datos.

  • Potente y escalable con componentes de última generación
  • Gran ancho de banda y tráfico ilimitado
  • Anti-DDoS incluido por defecto
 Choose the best infrastructure for your business applications

Nuestras gamas de servidores dedicados

Nuestras gamas de servidores dedicados especializados

Escalabilidad

Rendimiento

Con los servidores web dedicados optimizados en Nueva Zelanda, sus sitios web y aplicaciones disfrutarán de recursos totalmente dedicados para un rendimiento máximo. Diseñados y montados "in situ", nuestros equipos de expertos ofrecen configuraciones óptimas para todos sus proyectos, garantizando un rendimiento óptimo.

Alta disponibilidad

OVHcloud, su proveedor de servidores de confianza, despliega servidores en menos de 120 segundos, permitiendo su aprovisionamiento con solo un clic. Los usuarios neozelandeses pueden disfrutar de una red segura y muy resiliente que ofrece un tiempo de inactividad mínimo.

Icons/concept/scaleUp Created with Sketch.

Escalabilidad

Con la infraestructura OVHcloud, su infraestructura informática se adapta a las cambiantes exigencias de su negocio. Nuestros mejores servidores dedicados ofrecen una plataforma fiable, técnica y escalable para sus aplicaciones profesionales, con recursos que se pueden añadir cuando sea necesario. También tendrá acceso "root" al servidor, para un control total y mayor flexibilidad.

Durabilidad

Al alojar sus servidores en OVHcloud, se beneficiará de soluciones innovadoras y únicas en toda nuestra infraestructura, incluyendo el watercooling para un mejor consumo de energía, la protección anti-DDoS desarrollada por nuestros propios expertos, así como el acceso gratuito a las API y las plantillas de sistemas operativos para mayor facilidad de uso.

Ancho de banda/tráfico ilimitado

Cada servidor dedicado de Nueva Zelanda dispone de un ancho de banda público mínimo de 500 Mb/s, así como de un burst para absorber los picos de tráfico puntuales. El tráfico de entrada y salida es ilimitado y gratuito (excepto en nuestros datacenters ubicados en la región Asia-Pacífico). Si lo desea, puede aumentar la capacidad de su ancho de banda para una mayor comodidad.

Distribuciones

Para facilitar el uso de nuestros servidores dedicados en España , le ofrecemos numerosas distribuciones con instalación automática, disponibles desde su área de cliente. Estos servidores incluyen los principales sistemas operativos, como Windows Server, Debian, Ubuntu y CentOS. También ofrecen acceso a las interfaces de gestión web Plesk y cPanel, o incluso a Microsoft SQL Server para la gestión de bases de datos. Si quiere disfrutar de la virtualización, las soluciones VMware, CoreOS y Windows Hyper-V se adaptan perfectamente a sus necesidades.

Espacio de backup de 500 GB

Los clientes de Nueva Zelanda que utilicen nuestros servidores dedicados podrán disfrutar de un espacio de almacenamiento de 500 GB, especialmente diseñado para realizar sus copias de seguridad. Este entorno es totalmente independiente del servidor, garantizando la integridad de los datos, la información crítica y los archivos de configuración. Si es necesario, puede aumentar la capacidad de almacenamiento de este espacio.

¿Por qué utilizar un servidor dedicado optimizado para Nueva Zelanda?

Un servidor dedicado o servidor informático es un servidor en el que están disponibles todos los recursos físicos de las máquinas. Gracias a nuestra oferta de gestión de servidores, que incluye supervisión y mantenimiento las 24 horas del día, puede olvidar la administración de los servidores y centrarse en las tareas y responsabilidades principales. Elija un servidor dedicado administrado y soluciones de hosting administradas para garantizar el buen mantenimiento de su hardware por parte de nuestros equipos. Ofrecemos un excepcional servicio técnico y una amplia gama de guías para ayudarle a empezar a configurar su solución. De este modo, podrá crear su sitio web fácilmente y ponerlo en marcha a un precio asequible.

Los clientes de Nueva Zelanda pueden estar seguros de que nuestros servicios de alojamiento de servidores dedicados son una opción fiable y potente para potenciar su presencia online. A diferencia de la opción cloud o del servidor privado virtual, en un servidor dedicado no hay ninguna capa de virtualización que consuma recursos, por lo que disfrutará de un alojamiento fiable, un uso completo de los recursos físicos y un rendimiento máximo. Al contrario que las soluciones de alojamiento compartido, un alojamiento dedicado proporciona al usuario una mayor flexibilidad para configurar el sistema según sus necesidades específicas y gestionar los datos alojados en él. De este modo, es posible realizar una instalación más avanzada, imprescindible para algunas aplicaciones empresariales. Nuestras opciones de servidores dedicados optimizados para Nueva Zelanda son ideales para mejorar su alcance con clientes de Auckland, Wellington y otras partes de la isla.

La principal ventaja de una solución dedicada es la libertad total que le ofrece como usuario. Sin embargo, si quiere evitar la gestión técnica y concentrarse únicamente en su proyecto web, las instancias del Public Cloud de OVHcloud son la solución que necesita. ¿Necesita crear un sitio web sencillo? Descubra nuestras soluciones de alojamiento compartido, que le ofrecen una plataforma de alojamiento a un precio imbatible, con la configuración totalmente gestionada por OVHcloud.

¿Qué funcionalidades están disponibles con los servicios de hosting optimizados para Nueva Zelanda?

Con OVHcloud, alquilar un servidor dedicado para una empresa en Nueva Zelanda es una forma fácil de sacar el máximo partido a estas numerosas funcionalidades. Cada servidor dispone de un ancho de banda público mínimo de 500 Mb/s, con un burst disponible para absorber los picos de tráfico puntuales. El tráfico entrante y saliente es ilimitado y gratuito (excepto en las regiones de Asia-Pacífico), y su capacidad de ancho de banda puede aumentar. Asimismo, OVHcloud pone a su disposición una amplia gama de sistemas operativos gratuitos que se instalan automáticamente a través del área de cliente de OVHcloud, un espacio de backup de 500 GB gratuito y ampliable, independiente del servidor, protección anti-DDoS, así como asistencia y soporte al cliente por parte de nuestros equipos especializados.

 

¿Cómo elegir un datacenter si mi clientela está en Nueva Zelanda?

Por eso le recomendamos que elija un datacenter que esté lo más cerca posible de sus clientes y usuarios principales. Para el mercado neozelandés, elija servidores ubicados en nuestros datacenters de Asia-Pacífico en Australia y Singapur. De este modo, podemos garantizar una latencia mínima, un rendimiento y un alcance óptimos para sus clientes de Auckland, Wellington y otras partes de Nueva Zelanda. Nuestros datacenters están equipados con sistemas de seguridad máxima para garantizar la protección de sus datos a cualquier precio.

¿Qué servidor dedicado elegir?

Los usos de un servidor dedicado son múltiples: big data, machine learning, alojamiento de sitios y aplicaciones web, backup y almacenamiento, virtualización de infraestructuras, clusters de servidores, aplicaciones empresariales (CRM, ERP) y hasta alojamiento de juegos online.

Las configuraciones que utiliza nuestra solución de hosting dedicado están diseñadas para satisfacer las necesidades de los profesionales. En función del uso que haga, es posible que necesite una configuración con más RAM, mayor espacio de almacenamiento o una mayor capacidad de procesamiento. Por otro lado, los servidores dedicados de OVHcloud se distinguen por su capacidad de ancho de banda y la gama de servicios asociados. Asimismo, podrá disfrutar de una protección anti-DDoS adaptada a sus juegos online, de una red privada (vRack) de hasta 10 Gb/s para conectar su servidor dedicado a su infraestructura o incluso de un RAID por hardware. Elija el servidor dedicado que mejor se adapta a sus necesidades: e-commerce, sitio web profesional o profesional, blog personal... o cualquier otro proyecto.

¿Por qué la protección anti-DDoS está incluida de serie?

En OVHcloud, la protección anti-DDoS es una prestación imprescindible en todas nuestras soluciones. garantizando una seguridad óptima de sus servidores y su infraestructura. Es vital, porque:

  • un ataque en el servidor de un cliente afectará a su actividad, pudiendo generar una reducción de los ingresos o la interrupción de los ingresos
  • la saturación del acceso a su sitio web puede desbordar las redes comunes y afectar a otros clientes.

¿Qué es la garantía de los componentes de por vida?

La calidad no se ve afectada, por lo que todo nuestro hardware del servidor se mantiene las 24 horas del día, siete días a la semana. Nuestros servidores también ofrecen garantía de por vida sobre los componentes.

Aunque no ofrecemos garantía de devolución del dinero, en caso de que falle un componente del servidor; OVHcloud la sustituirá automáticamente durante toda la duración del contrato. Estas operaciones de sustitución no le serán facturadas.

¿Qué ventajas tiene un servidor dedicado en comparación con un VPS (Virtual Private Server)?

OVH le recomienda elegir un servidor dedicado si lo que desea es gestionar usted mismo los aspectos relacionados con el hardware, construir arquitecturas más elaboradas, crear una infraestructura que incluya una red privada (vRack) y desplegar otras soluciones complejas que no sean servicios web.

Por norma general, los usuarios con un volumen de actividad cada vez mayor optan por servidores dedicados o por soluciones de cloud público. Estos servicios ofrecen infraestructuras más complejas, flexibles y capaces de adaptarse a un alto nivel de crecimiento.