¿Qué es un servidor dedicado?


Un servidor bare metal o servidor dedicado es un ordenador físico alojado en un datacenter y asignado a un único cliente, por lo que es posible configurar y gestionar el servidor para adaptarlo a las necesidades específicas de cada proyecto. A diferencia de los servidores virtuales, en los que se comparte el hardware subyacente con otros servidores, los recursos de memoria, procesador y almacenamiento en un servidor dedicado están asignados en exclusiva a un mismo cliente.

Los servidores dedicados no utilizan hipervisor, de tal manera que el cliente tiene acceso total a las capacidades de rendimiento y de hardware del servidor. Los usos de estas máquinas dedicadas son muy variados, incluyendo el alojamiento de sus propios servidores o máquinas virtuales, con la tranquilidad de que la actividad del resto de usuarios del datacenter no afectará al rendimiento del servidor.

 Choose the best infrastructure for your business applications

Ventajas de los servidores dedicados bare metal

Fiabilidad

Los usuarios de un servidor dedicado no comparten sus recursos, por lo que el hardware subyacente solo se utiliza para las cargas de trabajo asignadas por el usuario. Por su parte, los servidores virtuales sí comparten el hardware, de tal modo que, si uno o más servidores virtuales experimentan un gran pico de tráfico, esto afectará al rendimiento del resto de servidores virtuales en el hipervisor.

Control

El servidor bare metal, al estar dedicado a un único usuario, puede personalizarse, incluyendo el sistema operativo, los procesadores, el número de cores, la GPU, la RAM, el tipo de disco duro ¡y mucho más! Así pues, las máquinas dedicadas permiten adaptarse a cargas de trabajo que requieren un hardware o un software específicos.

Seguridad

Los hipervisores son seguros, pero comparten el hardware con otros servidores virtuales, así como la capa de hipervisor, de tal modo que cualquier configuración o error de codificación puede afectar al servidor virtual. Los servidores dedicados, al no ser una solución compartida, permiten evitar este tipo de problemas.

Desventajas de los servidores bare metal

Precio

Los servidores bare metal dedican todos sus recursos a un único usuario, independientemente de si este usuario los utiliza o no. Sin embargo, estos recursos tienen un coste. Así pues, un servidor dedicado resulta más costosos que un servidor virtual, en el que los costes se reparten entre varios usuarios.

Conocimientos técnicos

Los servidores bare metal son controlados directamente por el usuario. Para poder utilizar un servidor dedicado, el usuario necesitará disponer de conocimientos técnicos suficientes para configurarlo e instalar las aplicaciones y el software, pero también para asegurarse de que la configuración técnica se adapta a los requisitos de la carga de trabajo.

Uso de los servidores dedicados

Los servidores dedicados ofrecen a los clientes un control total sobre las aplicaciones y servicios que pueden ejecutar y que se suelen utilizan para construir el backbone de la infraestructura informática de la mayoría de las grandes empresas informáticas.

Normalmente, se necesitan servidores dedicados para crear redes privadas y servicios de bases de datos, ya que este tipo de aplicaciones requieren herramientas especiales que no pueden ejecutarse en servidores virtuales.

Servidores dedicados para un rendimiento y un control máximos

Los servidores dedicados suelen basarse en componentes de alta calidad, utilizan conexiones de gran ancho de banda, así como funciones de red y seguridad avanzadas. Con el modelo de servidor dedicado, las empresas pueden cumplir con una serie de requisitos específicos en materia de rendimiento, seguridad y conformidad. Por otro lado, los clientes con infraestructuras basadas en servidores dedicados, podrán modificar su configuración y añadir personalizaciones que resultarían inviables en un entorno de servidores virtuales.

Por su parte, las empresas pueden utilizar servidores dedicados para construir su propio cloud privado sin límites geográficos. Así pues, si una empresa quiere crear una aplicación que proporcione contenido local en diferentes ciudades de todo el mundo, podrá utilizar servidores dedicados situados en datacenters próximos a las ciudades de destino y, a continuación, interconectarlos. De este modo, los usuarios de la aplicación podrán acceder a información relevante desde su servidor local, disfrutando de una latencia reducida y de la mejor experiencia de usuario posible.

Acuerdos de nivel de servicio (SLA) y soporte

Los acuerdos de nivel de servicio o SLA son contratos que los proveedores de cloud ofrecen a sus clientes sobre la disponibilidad garantizada de su infraestructura. Cada proveedor de cloud ofrece un SLA diferente para cada gama de servidores, aunque, en general, los servidores dedicados suelen incluir niveles de servicio garantizados superiores a los de los servidores virtuales. No obstante, debemos tener en cuenta que los servidores dedicados también requieren un nivel de soporte más elevado que los servidores virtuales.

¿Necesito un servidor dedicado para mi sitio web?

A la hora de elegir un servidor en el que alojar un sitio o una aplicación web, los clientes pueden optar entre compartir recursos de hardware con otros usuarios (alojamiento compartido) o reservar todo el servidor para su propio uso (alojamiento en servidor dedicado).

El alojamiento o hosting compartido es una opción muy popular, ya que resulta más económica que un servidor dedicado bare metal y, en general, varias aplicaciones o sitios web pueden compartir un servidor sin problemas de rendimiento. Sin embargo, si uno o más sitios web experimentan de repente un pico de tráfico, estos pueden llegar a acaparar una buena parte de los recursos del servidor compartido, afectando así al rendimiento de los demás usuarios. Con un hosting dedicado evitará este tipo de problemas, ya que los recursos de hardware están dedicados a un único usuario.

Alojamiento en servidores dedicados bare metal

A la hora de elegir entre un servidor dedicado o un alojamiento compartido, los clientes deberán prestar especial atención a las cargas de trabajo procesadas. Por ejemplo, si una empresa pequeña utiliza un sitio web para promocionar sus servicios, un hosting compartido será más que suficiente. Sin embargo, si una mediana o gran empresa quiere alojar una aplicación o una base de datos de e-commerce críticas, un servidor dedicado le ofrecerá mayor estabilidad y fiabilidad.

Servidor dedicado o servidor administrado

Un servidor administrado es un servidor dedicado gestionado por un proveedor de datacenter. Esta solución es ideal para usuarios y empresas que buscan el rendimiento y la seguridad de un servidor dedicado, pero sin los gastos asociados a la administración y el mantenimiento de los recursos de hardware.

La ventaja de los servidores administrados es que los clientes tienen acceso a un servidor dedicado, o cluster de servidores, de tal forma que el rendimiento y la seguridad de la máquina no se verán afectados por la actividad de otros usuarios que utilizan los mismos servidores en el datacenter del proveedor. De este modo, las empresas pueden utilizar servidores administrados para desplegar sus aplicaciones web sin tener que preocuparse por la gestión y el mantenimiento del hardware subyacente.

¿En qué se diferencian un servidor dedicado y un servidor cloud?

Los servidores dedicados se ubican en un datacenter específico, por lo que el cliente puede elegir la localización exacta de su servidor y de sus datos. Sin embargo, los servidores cloud ofrecen un control menos granular y es el proveedor de cloud el que determina la ubicación física del servidor. Así pues, si una empresa debe cumplir con normativas gubernamentales que determinen dónde se deben almacenar determinados datos, deberá optar por un servidor dedicado en lugar de por un servidor en la nube.

Casos de uso de los servidores dedicados

El alto rendimiento, la personalización y la fiabilidad de los servidores dedicados hacen que sean una opción muy popular entre las empresas medianas y pequeñas para una amplia gama de aplicaciones: desde construir una infraestructura de distribución de contenido mundial hasta ejecutar bases de datos voluminosas. ¡Los servidores dedicados son una de las herramientas más potentes de las empresas digitales modernas!

Icons/concept/Padlock/Padlock Closed Created with Sketch.

Seguridad y conformidad

Los entornos cloud compartidos llevan aparejados una serie de riesgos. Así pues, no siempre es posible garantizar dónde se alojan exactamente los datos, algo inasumible para empresas que deben cumplir con estrictas normativas gubernamentales en relación con la ubicación de los datos. Asimismo, los posibles errores de configuración de los servidores pueden provocar vulnerabilidades de seguridad o problemas de rendimiento que terminen afectando a los resultados de las empresas digitales.


Con un servidor dedicado su empresa tendrá acceso exclusivo al servidor y a los controles, sin excepción: desde la versión del sistema operativo hasta la elección de las aplicaciones y qué usuarios disponen de acceso de administrador. Por lo tanto, los servidores dedicados son la opción más segura y fiable para aquellas empresas que necesitan un control total sobre sus infraestructuras.

Icons/concept/Gear/Gear Arrow Created with Sketch.

Inteligencia artificial (IA), machine learning (ML) y data science

Las empresas generan más datos que nunca. El aumento exponencial del uso de sensores IoT, la inteligencia artificial, los sistemas de análisis de datos y los vídeos de alta definición hacen que la demanda de potencia de procesamiento no deje de aumentar.

Las cargas de trabajo IA/ML consumen muchos recursos, ya que procesan grandes conjuntos de datos procedentes de una enorme variedad de fuentes utilizando diferentes medios. El procesamiento de cálculo mediante sofisticados modelos matemáticos exige disponer del máximo rendimiento posible, y las diferentes cargas de trabajo o fuentes de entrada pueden requerir sistemas de hardware personalizados para funcionar con la máxima eficiencia.

Los servidores dedicados son ideales para cargas de trabajo de ML y de análisis de datos, ya que ofrecen el mejor rendimiento posible. Además, pueden configurarse con componentes especializados, como GPU adicionales para el procesamiento de cálculo, y se entregan con conexiones de gran ancho de banda.

Icons/concept/App/App Gear Created with Sketch.

Alojamiento de aplicaciones empresariales

Las grandes empresas ejecutan un gran número de aplicaciones críticas para el mantenimiento de sus operaciones empresariales, incluyendo ERP, CRM, sistemas de contabilidad, etc. Estos sistemas consumen muchos recursos y suelen contener datos muy sensibles. En muchos casos, especialmente en los sectores financiero y sanitario, es recomendable que las empresas se aseguren de que los datos que manejan se almacenan en una zona geográfica específica.

Las aplicaciones empresariales de este tipo deben funcionar de forma fiable y estar accesibles para el personal y terceros autorizados, independientemente de su ubicación. Así pues, es importante que se alojen en una infraestructura que pueda ser controlada por completo.

Los servidores dedicados son una solución muy utilizada por grandes empresas que buscan un control total sobre una infraestructura fiable y de alto rendimiento.

Icons/concept/Counter Created with Sketch.

Informática de alto rendimiento (HPC)

Las cargas de trabajo informáticas de alto rendimiento requieren prestaciones óptimas en términos de procesadores, memoria, almacenamiento y ancho de banda. Los proyectos de HPC o informática de alto rendimiento solían estar reservados a los departamentos gubernamentales y organismos de investigación con presupuestos generosos, pero los avances en las tecnologías de los procesadores, el almacenamiento y la red han permitido democratizar este tipo de informática.

Icons/concept/invader Created with Sketch.

Gaming

Los videojuegos renderizan animaciones en alta definición para múltiples usuarios. Para eso, crean pormenorizados modelos 3D y los actualizan hasta sesenta veces por segundo para ofrecerlos a jugadores ubicados en distintos países en tiempo real, por lo que incluso unos milisegundos de retraso pueden dejar a los jugadores en desventaja.

Los servidores de videojuegos requieren procesadores lo más rápidos posible y con una latencia mínima. Además, los gamers también suelen ser el objetivo de ataques DDoS, por lo que es imprescindible contar con una protección adecuada.

OVHcloud ofrece servidores dedicados especialmente diseñados para el universo del gaming. Estos servidores, basados en plataformas AMD Ryzen, proporcionan una experiencia de juego insuperable, con un ancho de banda de 1 Gb/s, protección anti-DDoS, espacio de almacenamiento de backup y un SLA del 99,9 %.

OVHcloud y los servidores dedicados

OVHcloud pone a su disposición una amplia gama de servidores dedicados. En la mayoría de los casos, el servidor se entrega en 120 segundos con ancho de banda ilimitado, seguridad integral, las mejores prestaciones posibles y un SLA del 99,95 %.

Para ello, OVHcloud se asocia con fabricantes de hardware, proveedores de almacenamiento y fabricantes de chips de primer nivel con el objetivo de ofrecer los mejores componentes de vanguardia en la gama de servidores dedicados de OVHcloud. Asimismo, ponemos a su disposición una gran variedad de configuraciones, incluyendo procesadores AMD o Intel, diferentes modelos de GPU, discos duros SSD NVMe y SATA, opciones de RAID y hasta 50 Gb/s de ancho de banda privado.

Nuestros servidores dedicados económicos pueden configurarse a través del área de cliente o la API de OVHcloud, por lo que los clientes podrán elegir el sistema operativo, la base de datos o las herramientas de virtualización que prefieran.