¿Qué es la seguridad de los datos?


La seguridad de los datos es la práctica de proteger los datos contra el robo, la pérdida y la corrupción. Las amenazas a la seguridad de los datos incluyen phishing y malware. Las empresas pueden proteger sus datos utilizando métodos de seguridad de datos, como los software antivirus y las directivas de control de acceso.

data_security_hero

¿Por qué es importante la seguridad de los datos?

La seguridad de los datos es importante ya que estos son vulnerables a la pérdida accidental y al robo de datos por parte de piratas informáticos, que los utilizan para cometer fraudes y delitos financieros. Cuando una empresa sufre una violación de datos, puede causar daños a su reputación y dar lugar a litigios y pérdidas de ingresos. Frente a un escenario de amenazas elevado y a una creciente huella de datos, las empresas modernas deben tomarse en serio la seguridad de los datos y adoptar medidas para protegerse.

Principales amenazas para la seguridad de los datos

En un mundo digital en constante evolución, la seguridad de los datos se enfrenta a múltiples amenazas. Estas amenazas pueden provenir del interior o del exterior de la empresa y tener muchas formas y tamaños. Algunas de las principales amenazas a la seguridad de los datos en la actualidad incluyen:

Phishing

El phishing es una de las principales amenazas para la seguridad de los datos. Se trata de un método de ciberataque que intenta robar datos utilizando emails que parecen proceder de empresas con buena reputación, como minoristas o bancos. La víctima confía en el email y hace clic en un enlace, que descarga malware en su equipo. Los ataques de phishing son también frecuentes en las redes sociales, los mensajes de texto y el teléfono. Estos métodos funcionan del mismo modo: se hacen con la confianza de la víctima y la convencen para que haga clic en un enlace o entregue sus datos personales.

Virus

Un virus es un software malicioso creado para robar datos y dañar la infraestructura. En general, están diseñados para infectar varios equipos e ingresar al sistema a través de phishing, puertos USB, discos duros externos, redes inestables, endpoints expuestos y otras vulnerabilidades. Uno de los virus más extendidos es un troyano, que finge ser un programa legítimo, pero una vez instalado, permite al pirata informático tomar el control del dispositivo, deshabilitar el software antivirus y acceder a datos confidenciales.

Spyware

El spyware es una forma siniestra de malware que realiza un seguimiento de las actividades de la víctima. Generalmente, obtiene acceso al dispositivo a través de phishing o de un sitio web malintencionado. El spyware oculta los elementos no detectados y registra todo lo que se escribe, examina, descarga y visualiza. El hacker puede ver todo tipo de información sensible, incluyendo contraseñas y datos de tarjetas de crédito. El spyware avanzado puede incluso ver y escuchar a la víctima con su cámara y micrófono.

Ransomware

El ransomware es una de las amenazas a la seguridad de los datos que más rápido crece. Consiste en un malware que bloquea el dispositivo de la víctima o cifra sus datos para que el pirata informático pueda exigir un rescate con el fin de restaurarlos. Como la mayoría de los programas maliciosos, el ransomware normalmente entra en un dispositivo a través de phishing o visitando un sitio web malicioso, pero a veces se propaga explotando los puntos débiles en las redes, sistemas operativos y puertos. En 2017, el famoso ransomware WannaCry infectó 200.000 equipos individuales y corporativos en todo el mundo. Los hackers explotaron una vulnerabilidad de Windows y exigieron un pago en Bitcoin para desbloquear los equipos afectados.

Ataques por fuerza bruta

Los ataques por fuerza bruta intentan mediante prueba y error descifrar contraseñas y robar datos. Los piratas informáticos adivinan las contraseñas probando distintas combinaciones o utilizan herramientas de pirateo automático que pueden ejecutar todas las combinaciones posibles y descifrar las contraseñas utilizando algoritmos. Los ataques por fuerza bruta representan una grave amenaza para la seguridad de los datos, ya que nada puede impedir que un empleado u otro usuario pruebe distintas contraseñas para obtener un acceso no autorizado. Sin embargo, las políticas de control de acceso y la autentificación se han vuelto más sofisticadas y ofrecen una buena protección.

Vulnerabilidades de día cero

Las vulnerabilidades de día cero son una amenaza preocupante para la seguridad de los datos, ya que aprovechan debilidades desconocidas en el software y la infraestructura. Estas vulnerabilidades pueden adquirirse en el mercado negro o identificarse usando bots y códigos. Una vez que los piratas informáticos encuentran un punto débil, despliegan el malware para extraer datos. Cuando las empresas y desarrolladores descubren la debilidad, ya es demasiado tarde, pues el malware ya ha causado daños. En 2014, Sony Pictures Entertainment sufrió un ataque de día cero. Los piratas informáticos descubrieron puntos débiles en la red de Sony y utilizaron malware para filtrar datos sensibles, como mensajes de correo electrónico, planes de negocio y copias de películas no estrenadas.

Amenazas internas

Las amenazas internas pueden proceder de empleados, contratistas y clientes. La mayoría de las veces, estas amenazas surgen de empleados mal informados que, por ejemplo, no entienden la importancia de crear contraseñas seguras. Sin embargo, una amenaza más peligrosa proviene de personas malintencionadas, como los empleados descontentos o aquellos con una intención delictiva, ya que están integrados en la empresa y conocen las vulnerabilidades, por lo que les resulta mucho más fácil robar datos y causar daños.

Adopción del cloud

Las empresas han adoptado cada vez más el cloud para beneficiarse de una mayor flexibilidad, ahorro de costes y teletrabajo. Sin embargo, la adopción del cloud no viene acompañada de la seguridad. Los servicios cloud permiten que los piratas informáticos accedan a un mayor número de puntos de entrada, especialmente en combinación con el teletrabajo, que puede exponer los dispositivos a redes no seguras y usuarios no autorizados. Para proteger las infraestructuras cloud, las empresas deben configurar adecuadamente sus parámetros cloud y adoptar políticas sólidas de control de acceso, soluciones de seguridad cloud y políticas de seguridad de datos.

Gestión de la seguridad de los datos

La seguridad de los datos se gestiona mediante una combinación de tecnologías y políticas organizativas. Un enfoque sólido para la gestión de la seguridad de los datos debe abarcar toda la superficie del ataque, desde los dispositivos remotos, los servicios cloud y las infraestructuras on-premises hasta los sitios web, el correo electrónico, el software y el hardware. El comportamiento humano suele ser la causa de las violaciones de la seguridad de los datos, por eso también debe tenerse en cuenta. A continuación se enumeran algunas de las técnicas utilizadas para gestionar la seguridad de los datos:

Cifrado

El cifrado es el uso de algoritmos con el fin de codificar datos confidenciales de modo que sólo los usuarios con una clave de cifrado puedan leerlos. Se trata de un potente método de seguridad de los datos, ya que, aunque un pirata informático logre acceder a los datos, nunca los descifrará. Un método de encriptación cada vez más común es la tokenización, que consiste en intercambiar datos sensibles por datos suplentes generados de forma aleatoria, conocidos como «token», que luego se comparten de forma segura en línea entre dos partes. Es muy popular entre las plataformas de pago online, como PayPal.

Firewalls

El firewall es un método probado y fiable para proteger redes, siendo esencial para una sólida seguridad de los datos. Los firewalls supervisan y controlan el tráfico que entra y sale de una red, actuando como escudo protector entre las redes internas privadas y las redes públicas, como internet. Los firewalls pueden consistir en software o hardware, y muchas empresas adoptan ambos para una mejor defensa.

Antivirus

El software antivirus protege a los equipos y las redes de virus y malware. Supone una sólida primera defensa contra las amenazas de seguridad, ya que permite detectar y eliminar amenazas antes de que puedan causar problemas. Los proveedores de seguridad actualizan y mejoran constantemente las soluciones antivirus para adaptarse al panorama de amenazas. Muchos incluso utilizan el machine learning para conocer la actividad normal y alertar a los usuarios de cualquier actividad anómala. Algunas soluciones antivirus también están destinadas a una parte específica de la infraestructura, añadiendo una capa de protección adicional a las bases de datos, el correo electrónico, el cloud y los endpoints.

Autentificación

La autentificación es esencial para tener una seguridad de los datos sólida. Actúa como primera línea de defensa contra actividades maliciosas y se puede usar para controlar el acceso a dispositivos, cuentas de correo electrónico, sitios web, software y otros recursos. La autentificación verifica la identidad de un usuario solicitándole una identificación, como contraseñas, nombres de usuario, PIN y datos biométricos. Otro método efectivo es la autentificación de doble factor, que solicita dos formas de identificación, por ejemplo, una contraseña y un PIN.

Políticas de seguridad de los datos

Incluso si una empresa ha adoptado las últimas tecnologías en materia de seguridad de datos, esto no resuelve los problemas derivados del comportamiento humano. Si los trabajadores siguen haciendo clic en enlaces no seguros, crean contraseñas débiles y utilizan redes inalámbricas inestables, los hackers pueden seguir entrando. Así pues, las empresas deben crear políticas que garanticen que sus empleados adoptan las medidas adecuadas frente amenazas.

Las políticas de contraseñas son imprescindibles para lograr una seguridad de datos eficaz. Además, los trabajadores deben crear contraseñas complejas, cambiarlas con regularidad y no compartirlas nunca. Las políticas de uso aceptable también son eficaces, ya que determinan cómo deben utilizarse los dispositivos y las redes. Por ejemplo, esto puede ayudar a las empresas a prevenir las amenazas internas controlando el uso de almacenamiento externo y puertos USB. También es recomendable invertir en formación en seguridad de los datos para que los trabajadores sepan identificar y hacer frente a las amenazas, como el phishing.

El enfoque Zero Trust también está ganando popularidad. El enfoque presupone que no se debe confiar en nadie dentro o fuera de la organización. Cualquier persona que intente acceder a los recursos deberá proporcionar una autentificación estricta. Zero Trust es un buen framework para construir un enfoque sólido en materia de seguridad de datos, y existen múltiples herramientas que lo soportan.

Políticas de control del acceso

Las políticas de control de acceso son un método excelente de seguridad de los datos, ya que ofrecen protección contra las amenazas internas y externas. Controlan el acceso a los datos, los archivos y el software en función de la identidad del usuario. Estas políticas suelen basarse en roles, por ejemplo, una empresa puede implementar reglas de control de acceso que solo permitan a los empleados de gestión o finanzas acceder a datos financieros confidenciales.

Copia de seguridad y restauración

Las estrategias de seguridad de los datos también deben proteger contra la pérdida de datos, por ejemplo, en caso de fallo del sistema. Para mitigar este riesgo, las empresas deben crear un plan de backup y recuperación en el que los datos se copien y archiven de forma regular para poder recuperarlos en caso de pérdida accidental o intencionada. Entre los métodos de backup eficaces se encuentran el cloud backup y los servidores externos, que ofrecen una gran cantidad de espacio de almacenamiento seguro y son más seguros que el uso de almacenamiento local o portátil, ya que este último puede sufrir pérdidas, robos o daños. Al margen del método elegido, las estrategias de backup y recuperación son cruciales para garantizar la continuidad en caso de pérdida de datos.

OVHcloud y la seguridad de los datos

Una de nuestras principales prioridades es la seguridad de los datos de los clientes. OVHcloud ofrece un cloud de confianza que cumple con todas las normativas en materia de protección de datos, incluyendo el RGPD, y mantiene un control total sobre su cadena de suministro y sus redes. También ofrecemos una cartera de soluciones de seguridad de datos con diferentes niveles de protección para reducir las amenazas a su infraestructura.