¿Qué es un servidor virtual?


Un servidor privado virtual (VPS) es una solución en la que varios servidores virtuales utilizan una misma capa física de hardware. El usuario define los requisitos de los diferentes recursos del servidor virtual (sistema operativo, memoria y almacenamiento), que se crean mediante una herramienta de virtualización compartida denominada hipervisor.

VPS

¿En qué se diferencian un servidor físico Bare Metal y un servidor virtual?

Los hipervisores permiten que los servidores físicos repartan los recursos entre varios servidores virtuales, dentro de una misma máquina, haciendo que estos sean mucho más eficientes. El hipervisor limita los recursos disponibles para cada uno de los servidores virtuales que se ejecutan en el hardware compartido.


Así pues, si un servidor dedicado Bare Metal dispone de 128 GB de memoria, un hipervisor puede configurar uno o más servidores privados virtuales para compartir esos recursos. En resumen, el hipervisor permite crear múltiples servidores virtuales y asignarles recursos. Con un servidor dedicado barato podrá alojar uno o más servidores privados virtuales, cada uno de ellos con diferentes configuraciones. Y es que no existe una configuración estándar, sino que los servidores privados virtuales se suelen crear teniendo en cuenta casos de uso específicos.

¿Por qué se llama servidor privado virtual?

Se denomina servidor privado virtual porque los usuarios que acceden a él tienen la misma experiencia que al utilizar un servidor Bare Metal tradicional. La principal diferencia es que el hipervisor amplía y maximiza el uso de los componentes de hardware y de los recursos del servidor.

¿Qué es una máquina virtual?

El concepto de las máquinas virtuales es similar al de los servidores virtuales, pero en este último caso se utiliza un hipervisor para ofrecer la funcionalidad de un ordenador de escritorio en lugar de un servidor en un hardware compartido. El hipervisor asigna recursos a la máquina virtual, como la memoria y el almacenamiento, y permite que las diferentes máquinas virtuales funcionen en el hardware compartido, como un servidor dedicado barato, incluso cuando se ejecutan diferentes sistemas operativos. Las máquinas virtuales y los servidores virtuales son dos soluciones muy populares debido a su flexibilidad y rentabilidad, ya que los recursos de hardware pueden ser utilizados de manera más eficiente por diferentes usuarios, cada uno con su propia configuración personalizada.

Historia de los servidores privados virtuales

La tecnología de virtualización fue inventada en los años setenta por la compañía IBM, que invirtió muchos esfuerzos en crear una herramienta que permitiera a los diferentes usuarios compartir el tiempo de los recursos de una única máquina. Durante las tres siguientes décadas, la potencia de los procesadores se duplicó cada 18 meses aproximadamente y, ya para mediados de los años 2000, internet crecía a gran velocidad y la mayoría de las empresas invertían de forma masiva en tecnología informática.


En aquel momento la tecnología de virtualización había alcanzado un nivel de madurez suficiente como para permitir que los hipervisores pudieran crear de forma fiable servidores y máquinas virtuales, haciendo que el hardware se compartiese y utilizase entre los usuarios de forma más eficaz.


Antes de los hipervisores, era normal que las diferentes aplicaciones se ejecutaran en su propio servidor Bare Metal. Sin embargo, este método no resulta eficiente ya que, de media, los servidores funcionan a una capacidad aproximada del 15 %. Por el contrario, si creamos por ejemplo cuatro servidores virtuales en un único servidor físico con recursos compartidos, este servidor funcionaría a un 60 % de su capacidad al precio de un servidor dedicado barato.

Servidor dedicado Bare Metal o servidor privado virtual: ¿cuál es la mejor opción para su proyecto?

A la hora de decidir si su empresa necesita un servidor dedicado Bare Metal o un servidor privado virtual, deberá tener en cuenta diferentes factores como los requisitos en materia de rendimiento, control, seguridad y velocidad de aprovisionamiento.

Velocidad de aprovisionamiento del VPS

En general, se tarda más en aprovisionar un servidor dedicado Bare Metal que un VPS. El hardware de un servidor dedicado puede personalizarse y utilizarse en exclusiva por un único cliente. Sin embargo, a menos que el proveedor del servicio disponga de esa configuración de hardware concreta, los componentes pueden tardar en llegar e instalarse. Los servidores privados virtuales son mucho más flexibles y se pueden aprovisionar en cuestión de segundos. Los VPS, a pesar de funcionar en un hardware compartido y estar limitados por un hipervisor, pueden personalizarse, pero con muchas más limitaciones que en el caso de un servidor dedicado.


Para aprovisionar un servidor privado virtual, el proveedor de datacenter solo tendrá que utilizar el hipervisor para crear un servidor con las opciones de recursos seleccionadas por el cliente. ¡El servidor virtual ya estaría listo!

Rentabilidad

Los servidores privados virtuales se ejecutan en hardware compartido y los costes operativos se dividen entre los clientes de los servidores virtuales, por lo que esta solución resulta mucho más económica. Si su empresa necesita un servidor muy rápido a un precio asequible, un servidor privado virtual puede ser una buena opción. Sin embargo, si su empresa quiere mantener un control total sobre el servidor, crear una red privada o añadir personalizaciones granulares para ejecutar aplicaciones específicas, le recomendamos que opte por un servidor dedicado Bare Metal.

Rendimiento

Los servidores privados virtuales se utilizan para una gran variedad de cargas de trabajo, ya que pueden llegar a ofrecer un alto nivel de rendimiento. Sin embargo, al compartir los recursos de hardware a través de un hipervisor, su rendimiento no puede equipararse con el de un servidor dedicado.


Así pues, un servidor privado virtual puede ser una buena opción para alojar un sitio web, incluso si este registra grandes volúmenes de tráfico. Sin embargo, si el sitio web trata archivos multimedia de gran tamaño, registra picos de tráfico elevados o ejecuta bases de datos pesadas, es posible que un servidor dedicado barato sea una opción más adecuada.


Los servidores VPS de OVHcloud, basados en arquitecturas Intel de última generación, incluyen almacenamiento SSD NVMe y una infraestructura de gran resiliencia. Así pues, hemos creado un entorno dedicado que ofrece el máximo rendimiento para el alojamiento de sitios web y aplicaciones empresariales. Además, a través del área de cliente de OVHcloud, los clientes pueden mantener un control total sobre el servidor y elegir entre una amplia gama de sistemas operativos basados en Windows o Linux.

Bare-metal servers for high performance workloads

Casos de uso de los servidores privados virtuales

Los servidores privados virtuales son extremadamente flexibles, por lo que pueden utilizarse en una gran variedad de casos.

El alojamiento de sitios web es uno de los casos de uso más populares de los servidores virtuales, y es que un VPS puede configurarse para entregar contenido, ejecutar aplicaciones y ofrecer conexiones seguras y fiables. Elija la configuración de su VPS sin límites para alojar tanto un blog personal como una tienda online. Si lo que necesita es un aprovisionamiento simple y rápido, un VPS es la opción perfecta. Además, con los VPS de OVHcloud podrá particionar sus servidores virtuales para alojar varios sitios web o aplicaciones asignando a cada uno un espacio privado y controlándolos fácilmente desde cualquier panel de control como Plesk o cPanel.

Los servidores virtuales son una muy buen opción para alojar backups o copias de seguridad y clonar los servidores y los equipos de sobremesa de su empresa, especialmente en caso de fallo o robo de estos últimos.

Si su empresa está probando nuevas funciones o desarrollando actualizaciones de sus productos digitales, los VPS también pueden utilizarse como entornos de pruebas o sandbox, entornos aislados en los que pueden probarse los nuevos productos y soluciones sin riesgo de alterar los entornos de producción ni los datos sensibles de los clientes.

Al aprovisionar un servidor privado virtual, los ingenieros pueden probar de forma segura nuevas aplicaciones, funciones, parches y actualizaciones. Gracias a la flexibilidad y la eficacia de los VPS, es posible disfrutar rápidamente de un entorno adecuado para realizar los test y, una vez finalizadas las pruebas, volver a apagar el servidor virtual.

Un VPS: la forma más rentable de implementar un entorno de pruebas

Si su empresa utiliza una aplicación que requiere una versión no estándar o antigua de un sistema operativo, una buena opción puede ser crear un servidor virtual para ejecutar este tipo de versiones de software. De este modo, es posible acceder al software no estándar sin los gastos ni la complejidad que conlleva mantener un servidor físico.


Para una mayor seguridad y un control total sobre su correo electrónico, también puede utilizar un servidor virtual en el que alojar de forma segura sus mensajes confidenciales con un cifrado de extremo a extremo.

Backup y control

¡Proteja sus datos con los VPS de OVHcloud! Utilice la opción de snapshot para realizar una copia exacta de su VPS directamente desde el área de cliente de OVHcloud. Así pues, este panel de control permite que los clientes de VPS controlen sus servidores de la misma forma que lo harían con un servidor dedicado Bare Metal.


La gama de VPS de OVHcloud combina la fiabilidad con el alto rendimiento de un servidor dedicado, pero sin necesidad de administrar el hardware físico del servidor. Además, nuestras soluciones VPS son personalizables, por lo que no tendrá que aprender a utilizar complejas funciones que no necesita y solo pagará por lo consume. En resumen, los VPS de OVHcloud proporcionan una herramienta flexible, económica y potente para ayudarle a impulsar todos sus proyectos.

backup storage OVHcloud

OVHcloud y los servidores privados virtuales

Los servidores privados virtuales de OVHcloud ofrecen un rendimiento fiable a un precio muy competitivo y están disponibles en cinco modalidades diferentes para adaptarse a todas sus necesidades: desde nuestros VPS Starter, diseñados para alojar pequeños blogs y sitios web, hasta las soluciones VPS Elite para el alojamiento de gaming online.


Con las soluciones Bare Metal Cloud de OVHcloud nuestros clientes no tendrán que elegir entre rendimiento o precio. Nuestros VPS están diseñados para ofrecer servidores virtuales privados de alto rendimiento con un entorno dedicado, potentes procesadores, una gran variedad de opciones de almacenamiento y hasta 2 Gb/s de ancho de banda ilimitado.